Mascotas

The Doger Café: donde las mascotas mandan

0
The Doger Café: un espacio donde las mascotas mandan

El número de personas dentro del espacio de los perros está limitado y no pueden estar más de 30 minutos con ellos para procurar el bienestar de los animales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Formación para que se reduzca el abandono de perros en España, establecimiento de una comunidad  entre asociaciones, protectoras, paseadores, cuidadores y adiestradores de canes.  Estos son objetivos de The Doger Café donde, además, se pueden encontrar desde café y dulces, hasta cervezas artesanales totalmente vegetarianas y, por supuesto, unos simpáticos cachorros.

La idea de este local, cuenta el dueño Roberto López Alaez, surgió después de que su socio y él crearan una plataforma digital para cubrir todas las necesidades que puede tener una mascota.

Cuando llegaron a la parte de las asociaciones protectoras, con las que querían colaborar, se dieron cuenta de que el trabajo de estas tenía que ser el centro de su actividad.

“Nosotros vimos que necesitaban una comunicación muy fuerte. Que necesitaban más visibilidad. Y lo que quisimos fue darle una vuelta al modelo y hacerlo más acogedor para que la gente se interesase más por las adopciones”, relata Roberto.

Su principal reto es reducir el abandono de mascotas

De esta manera, la idea original de la plataforma se completó con el espacio que ahora dirigen.

Al entrar puede parecer un café al uso, pero basta con echar un vistazo rápido para percatarse de que aquí los que mandan son los perros.

Al lado de la puerta, a la derecha, están los productos para las mascotas: pienso y accesorios. A la izquierda, tres mesas. Al fondo, la barra y el espacio de peluquería. Y, tras las mesas, el tractivo principal del local: el espacio en el que saltan y retozan los cachorritos.

“Nuestra misión principal es aportar nuestro granito de arena a reducir el abandono”, cuenta Roberto mientras no quita ojo a los perros y pide a dos clientes que usen el desinfectante de manos antes de acariciarlos. “También tenemos como objetivo crear una comunidad para estar todos en contacto: asociaciones, protectoras, paseadores, cuidadores, adiestradores…”.

The Doger Café aún está en fase Beta y las ideas de los dos socios para el futuro son ambiciosas: “también queremos ofrecer charlas de concienciación, de información y formación para que se reduzca el abandono. También mostrar el partido que se les puede sacar a los animales, para terapias, por ejemplo, con talleres”.

Reservas y límite de 30 minutos para el bienestar animal

Es la segunda vez de Manuel en el Doger. Ha entrado en el recinto para jugar con los tres cachorritos que justo en ese momento han decidido echarse una siesta. “Aquí en Madrid, con el tema del alquiler, de los pisos, no puedes tener mascotas… pues vienes aquí y puedes jugar con los perrillos un rato”.

El número de personas dentro del espacio de los perros está limitado y no pueden estar más de 30 minutos con ellos para salvaguardar el bienestar de los animales. Los dueños insisten en que quieren mantener un ambiente sano, relajado y acogedor para ellos.

Sofía, otra joven que espera a que los cachorros se despierten, comenta que es bueno que el café esté orientado a la adopción. “También el hecho de que no puedas tenerlos en casa y puedas venir a tener contacto con los perros no está mal. Yo no lo conocía y me parece interesante”, asevera.

Para poder acceder al café y a los canes, los clientes tienen que reservar previamente. La afluencia de gente sorprendió a los dueños que se apresuraron a establecer un gestor de reservas en la web. “Queríamos que fuese amigable, íntimo y hogareño y llegó un punto en el que estaba toda la gente alrededor (del local) y no era eso lo que queríamos”, explica Roberto.

Doce adopciones en algo más de un mes

En menos de dos meses que llevan abiertos, ya han sido adoptadas doce crías. Las tres que aún quedan también han encontrado ya un hogar al que irán cuando tengan todas las vacunas que le está suministrando la veterinaria.

Los perros que llegan al Doger han sido abandonados o son de camadas no planificadas. “Mira, ella ha tenido nueve crías y van a venir”, dice Roberto mientras señala la foto de una perrita negra y marrón que tiene puesta en el cristal detrás de la barra. “Vendrán primero cuatro y luego cinco. O al revés. No sé cómo lo haremos”, añade sonriente.

Determinar la idoneidad del adoptante es fundamental ya que, como él mismo asegura, gran parte de los abandonos viene por la falta de información o concienciación del dueño. “Cada día nos escriben adoptantes a la web, pero claro… hay que investigar, hacer un filtro. Tienen que ser conscientes de que no es juguete”, afirma Roberto.

Dice que mucha gente le pregunta por qué solo tienen cachorros y no perros adultos, que tienen menos posibilidades de ser adoptados. La respuesta, según él, es que es una cuestión logística, sobre todo, de espacio.

Medidas estrictas de salud

También se puede visitar el Doger con las mascotas propias, con la única condición de que no entren en contacto con los cachorros por razones de salud.

Los productos que ofrecen – que van desde café a dulces pasando por cervezas artesanales- son totalmente vegetarianos. Hasta el momento, la recaudación por las ventas es el único ingreso con el que costean los gastos. No se cobra entrada.

Los perros siguen durmiendo y entra una pareja que tenía una reserva. Piden un zumo y un café que Roberto se apresura a preparar. Dice que están abiertos al modelo franquicia, pero no tan explotable como otros negocios, ya que este no es uno típico.

“Estamos haciendo una estrategia muy fuerte y ya nos han contactado a través de la web desde otros lugares, como Barcelona, Perú y Chile”, dice sonriente.

EFE/REPORTAJES/Por Natalia Otero.

Alertan por radiación solar extrema en Valle de México

Previous article

ISSSTE con solidez financiera pero reconocen rezagos

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Mascotas