DestacadosMundo

Restaurantes en monumentos históricos

0

Un buen menú y  un excelente vino, pueden ser factores importantes para disfrutar una comida, pero si a esto le agregamos poder estar en un edificio histórico, la comilona será todo un éxito.

La arquitectura que ofrece la ciudad de México está grabada en la memoria de sus visitantes. Atravesar sus calles es como viajar a través del tiempo, donde es posible contemplar las construcciones prehispánicas que exhiben vestigios de importantes culturas, pasando por bellísimas obras que dejan inmortalizado un pasado colonial, hasta rascacielos que deslumbran por su vanguardismo y exponen el concepto de arquitectura globalizada.

Es por eso que te recomendamos algunos de los restaurantes que están en edificios históricos que se construyeron varios siglos atrás, donde se combina lo mejor y más hermoso de la arquitectura con lo sublime de nuestra gastronomía.

Casino Español

El Casino Español de México es el centro social más antiguo de todos los Centros Españoles en México,  su historia se remonta al año 1863 cuando José Toriello Guerra, Manuel Mendoza Cortina, Cayetano Rubio, Isidoro de la Torre, Genaro Perogordo, Francisco Solís, Salvador de la Fuente y Niceto de Zamacois entre muchos otros, tuvieron la idea de crear un centro social para que la colonia española tuviera un lugar donde reunirse y con ello lograr  que sus raíces continuaran viviendo. Durante los primeros cuarenta años de trayectoria fue el único centro social de la colectividad.

Se localiza en el corazón del Centro Histórico, cuenta con una preciosa decoración, arquitectura y diseño que forman una estructura única para acompañar a todo amante del buen comer. Su carta ofrece platillos típicos españoles que se encargan de satisfacer al cliente más exigente. Isabel la Católica 29. Centro Histórico

 La Vasconia

La Vasconia es la panadería más antigua de la Ciudad de México. Su nombre se debe a que fue fundada por un inmigrante vasco de Baztán.  Desde 1870, sus galletas, pasteles y panes elaborados artesanalmente han deleitado los paladares de los transeúntes de la calle de Tacuba. También es restaurante y rosticería. Es el lugar para disfrutar de un café y pedir el pan de dulce que más te agrade, de una amplia variedad.  Las recomendaciones para el paladar son las empanadas de bacalao, trenzas de higo o canastas de chocolate rellenas con frutas. Tacuba 73, esquina con Palma.

Restaurante San Ángel Inn en Hacienda colonial mexicana

El San Ángel Inn conserva el alma de la hacienda Goicoechea para satisfacer a los comensales con menú de gastronomía mexicana al sur de la ciudad. Es una hacienda colonial levantada donde el antiguo camino a Toluca, que conserva su esplendor de antaño, para disfrutar de tradicionales platillos de la gastronomía mexicana: cebiche estilo acapulqueño, a manera de entrada, seguido de una sopa azteca (o de tortilla, como también se conoce) o crema de chile poblano, para dar paso a una carne asada a la mexicana, chiles rellenos, robalo a la veracruzana o pollo en mole poblano. Diego Rivera 50, San Ángel Inn.

El Rey del Pavo

Su historia se remonta a 1910, cuando Ramón Avellaneda Domenjó vendía jamón envinado, bacalao a la vizcaína y tortas de pavo, platillos que aún se preparan con su receta original. Es una conocida lonchería sencilla, cuya especialidad es el pavo, en todas sus variedades. Detalla el gobierno capitalino que la vieja decoración del lugar se ha perdido y solo quedan la vitrina que da a la calle, mostrando el pavo horneado, y una antigua barra.  Las sugerencias para degustar son: sincronizadas de pavo con adobo, frijoles y guacamole, acompañada de algún agua tradicional de horchata o tamarindo, o algo más inusual, como fresa con mango, kiwi o maracuyá. Palma 32 entre Francisco I. Madero y 16 de Septiembre.

Terraza del Gran Hotel Ciudad de México

Este edificio fue construido para albergar el Centro Mercantil, que llegó a ser la tienda departamental más importante de Latinoamérica. Es en uno de los edificios más bellos y representativos de la ciudad. Se puede disfrutar de una vista espectacular y muy romántica para ir con tu pareja. Es comida mexicana y se puede ir a un delicioso brunch o a comer. 16 de Septiembre 82

El Taquito

En 1923, Concepción Rioja, conocida como la abuela Conchita, y Marcos Guillén llegaron de Guadalajara y se instalaron en una esquina del corazón de la ciudad. La pareja vendía tacos de carnitas y lengua, y antojitos como sopes y tlacoyos. La gente decía: vamos a echarnos un taquito, cuando se refería al negocio, razón por la cual se le quedó ese nombre, según destaca el gobierno de la CDMX. Hoy en día, el lugar se fue ampliando, manteniendo un concepto taurino desde sus inicios. Y ha sido visitado por grandes personalidades como Emilio Portes Gil, Fidel Castro, John F. Kennedy, Marilyn Monroe y Emilio “El Indio” Fernández. Sopa de médula, el caldo tlalpeño, las criadillas de toro al mojo de ajo, el cabrito al horno o  las arracheras a la tampiqueña, todo es una delicia. Carmen No.69, esquina con República de Bolivia.

Solo algunas opciones para elegir un sitio en donde comer rico y llenarnos de historia. Buen provecho.

Marketing de contenidos, la estrategia que debes conocer

Previous article

Call center, 8 consejos para elegir al ideal

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.