DestacadosTecnología

Récord de vuelo más rápido a través del Atlántico

0

La aerolínea British Airways acaba de romper el récord de vuelo más rápido de Nueva York a Londres.

Es muy común  escuchar sobre el tema de los vuelos retrasados, en el caso del vuelo 112 de British Airways del domingo pasado, fue todo lo contrario. De hecho, estableció un récord mundial para un vuelo comercial más rápido a través del Océano Atlántico.

El vuelo desde el aeropuerto JFK de la ciudad de Nueva York a Londres Heathrow generalmente demora más de seis horas, pero debido a los fuertes vientos, el avión llegó a mil 288 km por hora cruzando el Atlántico en solo cuatro horas y 56 minutos, superando al anterior récord de cinco horas y 13 minutos establecido por Norwegian Airlines

Según Ian Petchenik de Flightradar24, la velocidad del avión simplemente no tiene precedentes. “Esta fue la primera vez que lo vimos hacer la ruta en menos de cinco horas”, dijo a NPR.

“Esta velocidad en particular no había sucedido antes, aunque sí las velocidades se ven incrementadas a través del Atlántico especialmente en el invierno cuando la corriente en chorro se sumerge en donde están las pistas del Atlántico Norte “.

Superando la barrera del tiempo

Los vientos de la corriente en chorro pueden haber aumentado la velocidad del avión en 244 km por hora

Si bien las aerolíneas no están exactamente dispuestas a establecer récords de velocidad, sin esta vez fue una feliz sorpresa para los pasajeros.

¿Pueden aparecer nuevos modelos de aviones que superen esta barrera de tiempo?

Que el Concorde y el TU 144 no vuelen, no significa que la aeronáutica ha renunciado a los aviones supersónicos de pasajeros. Ahora se diseña, entre otros, el Boom, un avión más rápido que sus dos y únicos predecesores con el costo del pasaje a bordo más barato. ¿Cómo será el Boom Supersonic?

El Concorde

La aviación comercial quedó desilusionada con los primeros intentos para poner en práctica los aviones de pasajeros supersónicos. El Concorde voló entre enero de 1976 y diciembre de 2003, y el TU-144 de diciembre del 75 a junio del 78, finalmente ambos han terminado en tierra como elementos de exhibición en museos

Pero el sueño de un avión más rápido que el sonido que acorte el tiempo de vuelo en las largas distancias, no murió. Y Blake Scholl, un ex-funcionario de Amazon, fundador y director ejecutivo de Boom, la empresa que realiza el proyecto, en Denver, Colorado, Estados Unidos, se ha propuesto fabricar ese avión supersónico.

Tras lanzarse el proyecto, Virgin Galactic (de Virgin Group) adquirió la opción para las primeras diez aeronaves el pasado diciembre (2016). Y se comenta que actualmente, se han recibido 76 pedidos de cinco aerolíneas, cuyos nombres no se dieron a conocer.

Cómo será se logrará

Se han realizado bocetos de unos 30 diseños, donde prima la aerodinámica moderna, los compuestos de fibra de carbono y la más reciente tecnología de motorización. A todo eso hay que sumar una estrategia de negocios muy inteligente.

Para reducir el peso, el avión estará hecho de un compuesto de fibra de carbono en lugar del tradicional aluminio. Sus alas surgen desde abajo de la cabina y ocupan prácticamente ambos laterales del avión, sus motores son turbo-fan, silenciosos y considerablemente eficientes.

Los asientos serán confortables, similares a los de primera clase, y no habrá lujosas camas para recostarse. Solo serán 55 plazas, lo cual hará que sea más fácil de llenar que el Concorde, de 100 asientos. Las butacas estarán colocadas en dos filas de un solo asiento, para que todos tengan su puesto con acceso al pasillo y a la ventana.

Se prevé que este avión debe volar a 60 000 pies (unos 20 000 m) de altura, a tal altitud, cada pasajero podrá ver desde su ventanilla, la curvatura de la Tierra.

Cuándo será el vuelo

Boom Supersonic realizó sus primeros vuelos de prueba a finales de 2018, ya ha pasado los test de rendimiento y seguridad necesarios para que inicie su construcción y consiguieron los 33 millones necesarios para fabricar y hacer volar la unidad de prueba. Se piensa que los primeros pasajeros podrían cruzar el Atlántico a velocidad supersónica antes de 2023.

Máxima velocidad

A bordo del Boom volaríamos los cinco mil 600 km entre Nueva York y Londres en solo 3 horas y 15 minutos (ahora ese viaje tarda 7 horas), viajaríamos de San Francisco (California) a Tokio en 5 horas y 30 minutos (ahora tarda 11 horas) y de Los Ángeles a Sídney (Australia) en 6 horas y 45 minutos (hoy se demora 15 horas).

La velocidad del Boom Supersonic sería de Mach 2.2 (o sea: más de dos veces la velocidad del sonido y unas de 2.6 veces mucho más rápido que cualquier otro avión comercial que conozcamos).

El precio del pasaje de ida y vuelta Nueva York-Londres, costará 5 mil dólares, lo cual sería muchísimo más barato que el que se pagaba en el Concorde (unos 20 mil).

Aquí si se aplicaría la frase de “El tiempo es oro”.

SNPSMX/TECN/MDO

La Vida Es Una Zanahoria

Previous article

Google Play eliminó 24 apps de Android que ponen en riesgo tus datos

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.