Viajes

Isla Mauricio, una maravilla tropical

0
Isla Mauricio, maravilla tropical

Esta isla volcánica protegida por barreras de arrecifes de coral que forman lagunas cristalinas mide 45 kilómetros de ancho y 65 de largo, ubicada al este de Madagascar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Situada en el Océano Índico y destino tropical por excelencia, Isla Mauricio ofrece al viajero kilómetros de playas de arena blanca rodeadas de palmeras y arrecifes de coral bajo sus turquesas aguas, creando una imagen idílica de unas vacaciones de relax, naturaleza y descanso.

Unos describen a esta isla como un cristal resplandeciente en aguas turquesas del océano Índico. Un destino fascinante y un lugar acogedor dónde el contraste de colores, culturas y sabores se convierte en el escenario perfecto para vivir unas vacaciones inolvidables y descubrir el verdadero significado de la belleza.

Un pedazo de paraíso

Para otros, Isla Mauricio es también un pedazo de paraíso con arenas blancas, cálidas temperaturas y una exuberante vegetación de palmeras, cocoteros y flores exóticas, que emerge entre las hermosas aguas del Océano Índico, que forman lagunas de diferentes tonalidades azules en sus orillas.

Todas las descripciones “se quedan cortas” para expresar en palabras todas las maravillas que esperan al viajero en este territorio que fue antigua colonia portuguesa, holandesa, francesa y británica,  y que forma parte de un país soberano e independiente desde 1968.

Isla Mauricio tiene 45 kilómetros de ancho por  65 kilómetros de largo, ubicándose  al este de Madagascar, a unos 2, mil  kilómetros de la costa sureste africana.

Cuarenta vuelos a la semana

A esta isla de origen volcánico, en buena parte protegida por barreras de arrecifes de coral que forman lagunas naturales, seguras y cristalinas, llegan cerca de cuarenta vuelos semanales procedentes de las principales ciudades europeas, según la web oficial del país (www.mauritius.net).

En Isla Mauricio la temperatura en las zonas costeras varía, entre los 22 grados centígrados (° C) en invierno, y los 34 ° C en verano, con una población mezcla de culturas y diferentes religiones que se compone de hindúes, criollos, chinos, musulmanes y europeos.

Una zona en la que  se conduce por el lado izquierdo de la carretera, y donde  la mayoría de las personas son bilingües con un nivel similar  de inglés y francés, según mauritius.net.

Blancas y paradisíacas playas

“Además de su principal reclamo: sus playas, Isla Mauricio ofrece mucho más al viajero y los principales encantos y vivencias inolvidables en esta hermosa isla tropical se pueden conocer y disfrutar en un programa de estancia de ocho días”, según Jesús Ruiz, director de larga distancia del turoperador Mapa Tours (www.mapatours.com) .

Ruiz asegura que en los entornos naturales de la denominada “Perla del Índico”, se pueden disfrutar plenamente actividades, tanto acuáticas, como el submarinismo, esnórquel, natación o kayak, como terrestres,  por ejemplo el trekking en sus parques nacionales, e incluso aéreas, como el paracaidismo y los paseos en helicóptero.

“Una de sus curiosidades es que alberga una mezcla cultural muy variada, ya que a lo largo de su historia han confluido pobladores de origen europeo, así como provenientes de India, África y China”, señala Ruiz.

“Por esta razón, en este destino tropical “ideal para los recién casados en Luna de Miel”, se puede admirar esta diversidad cultural y étnica al encontrar desde casa coloniales, hasta coloridos mercados y templos hindúes”, señala este experto.

Vivencias especiales para una primera visita

“Junto con la hospitalidad de los habitantes de la isla, que se aprecia rápidamente, probar la gastronomía criolla y visitar su capital, Port Louis, y la Isla de los Ciervos, son otras experiencias recomendadas”, recalca Ruiz, quien sugiere las actividades imprescindibles para un primer viaje a Isla Mauricio.

Un día de crucero por la Isla de los Ciervos. Situada junto a la costa este de Isla Mauricio, es una visita ineludible por la belleza de su paisaje en el que se localizan las playas más hermosas.

En el norte de la isla es imprescindible realizar una excursión a Port Louis, capital del país, visitar el Jardín Botánico de Pamplemousses, y degustar la auténtica comida criolla en alguna de sus casas coloniales, como Eureka, Château mon Désir, Labourdonnais, entre otras.

En el sur de la isla es obligado visitar  Chamarel, el sorprendente paisaje conocido como “la tierra de los siete colores”, el Parque Nacional de Black River Georges y el Grand Bassin, el lago sagrado para los hindúes.

Turismo de naturaleza

Pasar todo un día de aventuras en Casela Park, un parque que ofrece múltiples actividades que van, desde un safari fotográfico africano, hasta saltar en tirolinas, entre otras.

Disfrutar de la naturaleza en los magníficos “Domaines”, unas fincas creadas dentro de un proyecto de promoción del turismo de naturaleza, como Bel Ombre, Domaine du Chasseur y l’Etoile, entre otras.

Efectuar un vuelo en helicóptero de Air Mauritius para disfrutar de las magníficas vistas de la isla.

Descubrir los fondos marinos en submarino o “subscooter”, y nadar con los delfines, son otras actividades imprescindibles para una primera viaje a Isla Mauricio.

 

EFE/REPORTAJES/Daniel Galilea

Vendido primer auto en subastada de vehículos oficiales

Previous article

Dietas positivas, saludables y eficaces

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Viajes