DestacadosSalud

Expertos aseguran que dormir poco engorda

0
Estudios muestran que las horas de sueño influyen en el peso de las personas

Estudios muestran que  las horas de sueño influyen en el peso de las personas.

Un ejemplo es el Estudio de Salud de Enfermeras (Nurses’ Health Study), en el que los investigadores siguieron a alrededor de 60, mil mujeres durante 16 años, preguntándoles acerca de su peso, hábitos de sueño, la dieta y otros aspectos de su estilo de vida. Al comienzo del estudio, todas las mujeres estaban sanas y ninguna padecía obesidad. Pasado el tiempo del estudio, las que dormían 5 horas o menos por la noche tenían un 15%  más de riesgo de convertirse en obesas, en comparación con las que dormían 7 horas.

Ir tarde a dormir aumenta posibilidades

Al parecer, el momento de acostarse, es otro factor importante. Cuanto más tarde va una persona a la cama, más posibilidades de engordar: porque aumenta el apetito por los alimentos más calóricos y por los carbohidratos, tal y como ha reconocido uno grupo de investigadores del Laboratorio del Sueño y Cronobiología del Hospital Universitario de Pennsylvania (EEUU), y publicado en la revista Sleep.

Se sabe también que el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar insomnio, ansiedad o estrés. Estos últimos son otros factores que influyen en el aumento de peso, lo que convierte los problemas de sueño en un ‘noria’ que puede llevar a ganar kilos. Los investigadores llegaron a estas conclusiones después de analizar la evolución de un grupo de 225 personas sin sobrepeso, con edades comprendidas entre los 22 y los 50 años, a las que se controló en condiciones de laboratorio durante 18 días consecutivos.

En el caso de los niños

Los investigadores consideran que en las últimas décadas se han generalizado entre la población los malos hábitos de sueño que, unidos al sedentarismo y a la mala alimentación, perjudican gravemente la salud. Y en el caso de los menores, estos tres factores se están produciendo de forma generalizada, aumentando en ellos el sobrepeso y la obesidad.

Según la investigación del Centro para el Crecimiento y Desarrollo Humano de la Universidad de Michigan, los niños de entre 9 y 12 años que dormían menos de nueve horas cada día son más propensos a ganar peso que aquellos que dormían más. Los chicos que cursan primaria deberían dormir entre 10 y 12 horas por noche, según la Fundación Nacional del Sueño de EEUU. No descansar lo suficiente puede cambiar el metabolismo de los carbohidratos y causar deterioros en la tolerancia a la glucosa, lo que puede afectar el peso, según recogió la revista ‘Pediatrics’.

Los mecanismos

Podemos determinar que hay varios ‘caminos’ por los que la privación del sueño puede aumentar las posibilidades de aumentar el peso:

Las personas privadas de sueño pueden estar demasiado cansadas para hacer ejercicio y disminuyen el gasto calórico.

No dormir lo suficiente aumenta la necesidad de ingerir más calorías, al igual que al estar más tiempo levantados hay más oportunidades para caer en la tentación de picotear.

Factores biológicos: La falta de sueño también altera el equilibrio de las hormonas clave que controlan el apetito. De hecho, dormir menos reduce la secreción de leptina, una hormona que suprime el apetito y, por el contrario, aumenta los niveles de grelina, una hormona que estimula el apetito.

EFE/SALUD

George Clooney se opone a pena de muerte contra Gays

Previous article

“Dumbo”, una cinta emotiva pero sin exceder en melancolía

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Destacados