DestacadosInnovación

Ecoinnovación, crecimiento sin dañar el medio ambiente

0

Es una propuesta que se puede aplicar en varias vertientes y además es capaz de aumentar la capacidad competitiva de una empresa.

También llamada ‘innovación ecológica’, consiste en el desarrollo de productos y formas de trabajar que contribuyan al desarrollo sostenible, es decir, aprovechando los recursos que nos da el planeta pero asegurándonos de que se regeneran para mantenerlos en un nivel adecuado.

La ecoinnovación trabaja constantemente en nuevas ideas relacionadas con las nuevas tecnologías para poder aplicarlas al desarrollo sostenible y conseguir así aprovechar todos los recursos que tenemos a nuestra disposición sin dañar el medio ambiente.

Impacto en medio ambiente

Tiene que ver con reducir el impacto global sobre el medio ambiente. Es un proceso de innovación mediante el cual se desarrollan y se lanzan al mercado productos, servicios y tecnologías para lograr dicho objetivo.

Mediante la modificación de los patrones de producción y consumo, de manera que se haga un uso eficiente de los recursos naturales, se busca la optimización de todas las fases de producción. También se busca aplicar nuevos métodos de gestión en los negocios con la intención de minimizar el daño ambiental.

La ecoinnovación puede aplicarse en tres vertientes: eco-diseño, optimización de los procesos productivos y la mejora de los procedimientos de gestión empresarial. No sirve únicamente para mejorar el medio ambiente, sino que es capaz de aumentar la capacidad competitiva de una empresa.

Ventajas

Reduce los precios de control de la contaminación y de la gestión de residuos.

Crea nuevos mercados o nuevos segmentos de mercado.

Reduce costo gracias a la optimización de recursos.

Mejora la imagen y la relación con los empleados, los clientes, los proveedores y las autoridades.

Existe un menor riesgo de incumplimiento de regulaciones medioambientales.

En qué consiste exactamente

Es mucho más que lanzar un nuevo producto o servicio teniendo en cuenta el uso eficiente de los recursos y minimizando el impacto sobre el planeta. Para poder hablar de ecoinnovación debemos tener en cuenta aspectos como la estrategia, el diseño de procesos y la relación con los proveedores y clientes.

Muchas empresas ven la ecoinnovación como una forma de diferenciarse de otras, pero también de reducir costes, evitando el malgasto de energía durante todo el proceso o la utilización de determinadas materias primas.

De esta manera, usando un menor número de materiales, por ejemplo, en el embalaje, genera un margen de beneficio mayor que permite ahorrar costes e incluso bajar los precios. Esto, unido a una estrategia de branding que ponga en valor la importancia del medio ambiente para la compañía, podría ser una estrategia empresarial a largo plazo. ¡Piénsalo!

En la Unión Europea

Este término no solo es una nueva tendencia para empresas de todo el mundo, sino que ha generado una nueva legislación que ya reclaman desde algunos organismos supranacionales.

En 2004 se crea el Plan de Actuación en favor de las Tecnologías Ambientales (ETAP), cuyo objetivo era aumentar el uso de las tecnologías ambientales en las empresas de los estados miembros. Fue entonces cuando en Europa se empezaron a ver ecoindustrias que utilizan recursos para favorecer un mundo más sostenible.

Pero no solo se puede contribuir a la salud del planeta desde el proceso de producción, sino también con prácticas puestas en marcha por los trabajadores que ayuden a reducir residuos, como el reciclaje o la reutilización.

Ecoinnovación, una nueva forma de trabajar para un planeta sostenible.

 

 

Sueños Ajenos

Previous article

Call center, de todo y para todos

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Destacados