Finanzas Personales

Que no te descapitalice el regreso a clases

Las vacaciones de verano y el inmediato regreso a clases, pueden representar un reto para la economía familiar, pasa con 10 esta prueba con los consejos de los expertos de Scotiabank.

 

Especialmente los pequeños suelen esperar con emoción las vacaciones de verano, pero la familia apenas acaba de regresar el viaje y ya la esperan los gastos del regreso a clases.

 

Cada nuevo ciclo los padres que buscan atender las necesidades de sus hijos de la mejor forma y, sin darse cuenta, pueden llegar a gastar más de lo que estaba presupuestado.

 

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, los mexicanos invierten alrededor de 9.3% de sus ingresos en educación y esparcimiento.

 

Soluciones eficientes

 

Afortunadamente hay soluciones financieras, como los préstamos personales que ofrecen las distintas instituciones y que buscan que sus clientes consigan recursos financieros adicionales a su ingreso. “El objetivo de estos productos es contribuir al bienestar, ya que se ha comprobado que entre más posibilidad tengamos de cubrir las necesidades, nuestra calidad de vida aumentará. Queremos que nuestros clientes tengan la posibilidad de cambiar algunos aspectos de su día a día que los ayuden a estar mejor”, comenta Emmanuel López, director de Préstamos Personales de Scotiabank.

 

Cómo funciona

Con este tipo de herramientas el cliente accede a hasta 12 meses de su sueldo con pagos a 60 meses, mismos que se pueden utilizar para recuperar poco a poco su liquidez después del regreso a clases. Algunas recomendaciones son:

 

  • Fijar un objetivo: recuperar la estabilidad de las finanzas luego de los desembolsos como colegiaturas, pago de servicios o destinarlo a algún proyecto familiar.
  • Consolidar deudas y ahorrar: obtener un crédito puede ayudar a consolidar otras deudas y ahorrar en el pago de intereses; la cantidad solicitada para el préstamo depende completamente de las necesidades del cliente, por lo que además de ayudarlo a pagar algunas deudas o recuperar capital también pueden destinar una parte a un ahorro en caso de que más adelante en el curso escolar se llegaran a presentar desembolsos inesperados.

 

El regreso a clases no debe sacar de balance las finanzas familiares. Para no perder el control, aprende organizar el presupuesto y hacer el mejor uso de los productos financieros que ofrecen los bancos; busca la asesoría de expertos para lograrlo.

A %d blogueros les gusta esto: