fbpx
DestacadosMascotasVida

Protege a tu mascota de los fríos de invierno

Durante las fiestas navideñas debemos proteger a nuestras mascotas. Hay perros más friolentos que otros y su mecanismo para regular la temperatura tiene que ajustarse, sobre todo si es muy cachorro o ya mayor, pues son más sensibles a las bajas temperaturas. Inclusive, la exposición al frío por breves períodos puede dañar a nuestra mascota.

Si tu perro duerme fuera de casa, como en el patio, la terraza o el jardín, recuerda proporcionarle un espacio protegido, con una casa para perro o bajo techo, un lugar adecuado que lo proteja del frío, del agua, del viento, la lluvia, un lugar donde pueda resguardarse, puedes acondicionarla con una cobija para mantener el calor.

Es importante tener en cuenta si nuestro perro es joven o viejo, si tolera bien el frío o no. Hay razas como el Husky, Alaska Malamute y otros perros de regiones frías que están provistos de un pelaje que los protege y que otros perros no tienen.

La Alimentación

Igual que los humanos, durante la época de invierno nos volvemos menos activos, lo mismo pasa con nuestro perro, por eso hay que tener en cuenta su alimentación, es fundamental brindarle una buena alimentación, ya que necesitan producir más energía para soportar el frío. Pero recuerda no sobre-alimentarlo porque entonces ganara peso.

Si el frío ha llegado al grado de nevadas o caída de aguanieve, ten en cuenta que el tazón con agua puede congelarse, revisa y llena el tazón con frecuencia. Además de proporcionarle a tu mascota una alimentación balanceada, asegúrate que siempre tenga agua fresca para beber. Es esencial que tenga agua fresca, aún en lugares nevados y fríos.

El ejercicio o juegos

En época de invierno hay perros que pueden volverse un poco perezosos. Sin embargo, los que tienen mucha energía, aun en tiempos de frío necesitan salir a caminar, correr o jugar, así que programa una hora durante el día para salir a hacerlo. Si hay suficiente espacio en tu casa puedes ponerle alguna actividad, como lanzarle la pelota, ponerle sus juguetes,  inclusive bailar y brincar, se van a divertir.

Cuidado con los adornos y la cena navideña

Los huesos de pavo, el chocolate, las esferas, las luces del árbol de navidad representan un peligro para el perro si no se le presta la debida atención. Como es curioso por naturaleza, se puede sentir atraído por las luces navideñas y en un descuido se lo lleva al hocico, lo que resulta fatal ya que puede masticar los foquitos y cortarse e inclusive tragarse los pedazos de vidrio, o si están encendidos, llevarse una descarga eléctrica. Para la mascota hasta  un pie de árbol natural puede representar un tazón de agua fresca, así que imagínate lo que sucedería si el perro trata de meterse bajo el árbol., hay que tener cuidado con las envolturas que para ellos pueden ser muy atractivas pero tóxicas. Así que hay que estar alertas para evitar accidentes, lo más adecuado es mantener al perro lejos del alcance de todos los adornos y del árbol de navidad.

Fiestas de Fin de Año

A veces puede resultar gracioso enterarse o ver que un perro se tomó la bebida alcohólica del humano, pero más que chiste puede resultar algo muy peligroso, ya que no solo le puede provocar mareos, sino hipotermia y hasta un paro al corazón. Como recomendación, mantener las botellas de alcohol fuera del alcance del perro, tener cuidado con los vasos desechables tirados, ya que el perro puede masticarlos fácilmente levando alguna cantidad de alcohol.

La pirotecnia

Muchos perros le temen a los estallidos de los fuegos pirotécnicos, truenos, cuetones y demás, aquí lo mejor es tener al perro dentro de casa, dejar que busque un lugar para estar y esperar que pase la tronadera. Hoy en día existen artículos que los  pueden ayudar a no pasar tan mal estos tiempos de pirotecnia o incluso de truenos en época de lluvias. Es el caso de las camisetas elásticas abrazadoras o alguna prenda que los haga sentir protegidos y abrazados.

No regales mascotas en navidad

No des como regalo de navidad un perro. Aunque se vea adorable esa bola de pelos, envuelta en una caja y su moño en su cuello. En realidad estas regalando una responsabilidad que no sabes si la otra persona está dispuesta a asumir. Muchos perros son regalo de navidad y terminan en en la calle o si bien les va, en refugios o albergues debido a que, quien recibe el perro no tiene la responsabilidad para hacerse cargo de él.

Como verás se trata de recomendaciones sencillas que puedes seguir para que estas vacaciones y fiestas de Navidad. Deseamos que tu familia, tú y la mascota la pasen muy bien. ¡Felicidades!

Maricarmen Tudón/ SNPMX/

A %d blogueros les gusta esto: