fbpx
DestacadosSalud

No vas a creer lo que la música hace por ti

La música es una de las bellas artes que dota a los sonidos y los silencios de una cierta organización. El resultado de este orden resulta lógico, coherente y agradable al oído. Su origen como palabra viene del griego “mousike” que hacía referencia a la educación del espíritu y era colocada bajo el nombre de las musas de las artes. De  unas décadas a la fecha, la definición se ha vuelto más compleja, pero finalmente es una manifestación artística o un producto cultural que suscita una experiencia estética al oyente.

La música expresa  sentimientos, circunstancias, pensamientos o ideas. Es un estímulo que conmueve al campo perceptivo del individuo, y tiene muchos más beneficios ahora te compartimos.

Reduce el dolor

Escuchar música todos los días reduce el dolor crónico hasta un 21%. Está comprobado que al escucharla  liberamos endorfinas y estas actúan como analgésicos naturales. Especialistas aseguran que ayuda a reducir el dolor de la espalda baja.

Disminuye el estrés

Según expertos, 25% de las enfermedades que sufrimos están asociadas al estrés. Escuchar media hora de música suave por lo menos dos veces por semana, reduce significativamente los niveles de tensión.

Refuerza la salud

La música suave ayuda a reducir la frecuencia cardiaca y presión arterial. Un estudio realizado en Italia demostró que las personas con presión alta reducían el ritmo cardiaco escuchando buena música  media hora durante un mes. También se observó  que disfrutar de melodías adecuadas beneficia a las células y tejidos que forman los pulmones. Además la música es tan poderosa  como cualquier medicamento para combatir una infección.

Estimula el cerebro

La música con ritmos fuertes ayuda a que la concentración del oyente permanezca más aguda y los pensamientos más alertas. En cambio la música suave mejora la capacidad de concentración durante más tiempo provocando un estado de calma y meditación. No solo te da bienestar y creatividad, sino que su efecto continúa aun cuando deja de sonar.

 

Aumenta el rendimiento

Si escuchas música mientras haces ejercicio seguramente te has dado cuenta que tu rendimiento aumenta. Esto se debe a que la música no solo elimina la sensación de cansancio o aburrimiento, sino que actúa como estimulante que aumenta la productividad. Expertos aseguran que escuchar música mientras haces ejercicio ayuda a la pérdida de peso.

 

Facilita el dormir

Como decía anteriormente, la música de baja frecuencia estimula  la relajación y facilita el sueño. Esto provoca en nuestro cuerpo un estado sano, desapareciendo el estrés y la ansiedad, logrando dormir profundamente.

Desarrolla el optimismo

La música también puede ser usada para llevarnos a un estado de ánimo mucho más positivo. Gracias a ella podemos evocar momentos felices, además aumenta la autoestima y confianza en nosotros mismos.

Abre las emociones

Otro de sus múltiples beneficios es que puede cambiar el ánimo de las personas de un momento a otro, ayuda a tener autocontrol, mejora el poder de seducción y vence la timidez.  Todo esto se convierte en un buen remedio para uno mismo.

Estimula a socializar

La música tiene la peculiaridad de unir personas que comparten la misma pasión. Ayuda a conocer gente nueva, unir grupos y hacer vida social, ya sea bailando, cantando o simplemente escuchando melodías.

Ideal para la meditación

Los temas suaves tienen un efecto casi mágico y relajante para la tensión y el estrés del día. Este método ha ayudado a meditar a mucha gente a la que le costaba trabajo conectarse con esta práctica y está demostrado que, dedicar unos minutos al día a la música de baja frecuencia, es una de las mejores técnicas de relajación que existen.

Ayuda en  la toma de decisiones bajo presión

Un estudio en jugadores de basquetbol demostró que dudan menos ante la presión durante los tiros libres si se encontraban escuchando música, esto claro, dio mejores resultados en los atletas.

Te hace mejor conductor

El llevar música en el automóvil te hace sentir más seguro y menos agresivo,  además te provoca ser más amable al bajar el mal humor o estrés causado por el tráfico, esto siempre y cuando el volumen no esté muy alto.

Así que ya lo sabes, la música es una muy buena compañía.

 

A %d blogueros les gusta esto: