Mascotas

Los gatos egipcios, la mascota perfecta para tener en casa

¿Alguna ocasión has tenido curiosidad por saber qué se siente cuando acaricias a uno de estos gatos o te interesa conocer cuál es su origen?

Estos felinos, también conocidos como sphynx o esfinge, se caracterizan sobre todo por la ausencia de pelo pero también por su delgado y distinguido cuerpo. A pesar de tener una expresión como de fastidio, en realidad son unos animales extremadamente cariñosos, amables y muy dulces.

Los gatos ejipcios, son unos compañeros muy inteligentes, curiosos y muy enérgicos, cualidades que los convierten en la mascota perfecta para tener en familias con niños o para compartir casa con otros animales.

Son egipcios de Canadá

¿Sabías que no proceden de Egipto? Surgieron en Canadá. En muchas ocasiones se les confunde con los gatos peterbald y el don sphynx, ambos procedentes de Rusia, debido a que son las tres razas sin pelo más conocidas. La apariencia de los gatos egipcios se debe a una mutación natural de un gen recesivo que ocurrió en Canadá en los años 60 cuando una gata de pelo corto tuvo un cachorro sin pelo. Con los años, los veterinarios y científicos se propusieron mantener un linaje de estos animales dando origen a la raza que hoy conocemos.

Ocurre con frecuencia que la gente adquiere un gato esfinge pensando que no le dará alergia porque carece de pelo pero los gatos egipcios no son hipoalergénicos, es decir, no son aconsejables para personas alérgicas ya que debemos recordar que no es el pelo lo que produce las alergias sino las células muertas de la piel y la saliva.

Por esta razón, aquí te explicamos todos los datos que debes saber si quieres tener en tu casa a uno de estos felinos. Pero recuerda que antes de comprar un gato como este, (que llegan a alcanzar precios muy altos) siempre puedes adoptar y darle una oportunidad a muchos otros que están esperando a una familia que les dé amor.

Origen

Los gatos egipcios tienen su origen en Canadá en 1960 cuando una gata de pelo corto tuvo un gatito sin pelo debido a una mutación genética natural de un gen de tipo recesivo. Los científicos y expertos comenzaron a hacer entonces diferentes cruces con las primeras camadas para fortalecer la raza y eliminar defectos genéticos.

Características físicas

Los gatos egipcios son felinos de tamaño mediano y grande con cuerpo musculoso,  pecho ancho y pronunciada barriga. Su cuello resulta llamativo debido a que son largos en proporción con su cuerpo. Estos gatos pueden pesar de tres y medio o hasta cinco kilos.

Promedio de vida

Tienen un promedio de vida de entre 10 y 20 años y, salvo casos específicos, suelen tener buena salud. Pero como todos los animales, necesitan cuidados fundamentales como visitas al veterinario, vacunas y una alimentación sana.

La higiene es muy importante

Podríamos pensar que los gatos egipcios no necesitan de cepillado, pero es muy importante la higiene para el cuidado de su piel porque son muy sensibles. Se recomienda un baño semanal con un jabón especial para ellos y además limpiar con regularidad sus oídos ya que producen mucho cerumen.

Orejas grandes

Tienen la cabeza de tamaño mediano con un hocico redondo y unos pómulos muy marcados. Sus orejas son grandes y anchas en proporción con su cráneo. Algo que suele llamar mucho la atención  son sus ojos en forma de limón y siempre de colores verde, azul o incluso amarillo.

Gatos sin bigotes

Los bigotes en los gatos funcionan como si fueran un sentido más y sirven para aportarles el sentido de la orientación, el equilibrio y una mejor caza. Los gatos egipcios en muchas ocasiones no tienen bigotes pero para ellos no es un inconveniente ya que son igual de rápidos y buenos cazadores que el resto de felinos.

Es una mutación natural

La ausencia de pelo en los gatos egipcios no es un defecto ni falta de salud sino una mutación natural. Lo que muchos no saben,  es que en realidad que poseen una finísima capa de pelo que apenas podemos apreciar a simple vista.

Personalidad

Son felinos muy dóciles y cariñosos que sienten más dependencia de sus dueños que otras razas de gatos. La mayoría del tiempo les gusta llamar tu atención o esperando caricias.

Un carácter perfecto

Gracias a que es  un animal tan cariñoso y versátil es perfecto para tener en una familia con niños o para convivir con otros animales, incluidos perros.  Además, a los gatos egipcios les gustan tanto los mimos que irán a pedírselos hasta a las personas que aún no conocen. Algo muy raro en esta especie animal.

 

SNPSMX/MASCOTAS/

A %d blogueros les gusta esto: