CocinaVida

Logra un Rib Eye en su punto

Los expertos de U.S. Meat Export Federation (USMEF) te revelan los secretos para lograr que el Rib Eye, te quede como si fueras un experto chef.

 

Una serie de sugerencias conseguirán que te conviertas en un maestro parrillero:

 

  • Todo comienza desde la compra del corte de carne, te sugerimos elegir High Choice.
  • Asegúrate que tenga un aspecto marmoleado, que indica que tiene grasa intramuscular para que no se ponga dura durante la cocción.
  • También es importante que se vea de un tono cereza y brillante.
  • Es vital, que sea suave al tacto.
  • No puede tener un aroma desagradable.
  • Evita comprarla congelada.

 

Manos a la obra

Una vez en casa, que comience la función:

  • Usa una parrilla, que sirva como horno de convección, es decir, que tenga tapa.
  • Caliéntala con suficiente tiempo, para que logre la temperatura deseada.
  • Saca la carne del refrigerador para prepararla.

  • Unta el corte de carne, con un poco de aceite de oliva por cada lado, para que no se adhiera a la parrilla.
  • Espolvorea con ajo, pimienta, sal y si lo deseas con chile quebrado.
  • Si la parrilla, está a la temperatura indicada, coloca la carne y cierra la tapa.
  • Espera tres minutos si te agrada término medio para voltearla y déjala por otros tres minutos para que se cueza del otro lado. En el caso de que quieras termino tres cuartos, el tiempo de cocción es de cuatro minutos. Si la prefieres bien cocida, son cinco minutos por cada lado.
  • También es importante que la sartén tenga la temperatura indicada: 125 grados fahrenheit para término medio, 135 grados fahrenheit para tres cuartos y bien cocida requiere de 145 fahrenheit.
  • Sácalo un poco antes de que quede en el término deseado, para que los jugos terminen de concentrarse y dejarla justo como la quieres comer.
  • Disfruta tu suculento Rib Eye jugoso, adereza con chimichurri si lo deseas.

A %d blogueros les gusta esto: