DestacadosTecnología

 La Nueva era de la Neurociencia

Los avances de la ‘start up’ Neuralink, fundada por Elon Musk, pueden dar un impulso definitivo a la investigación en neurotecnología.

La presentación se llevó a cabo en San Francisco podría pasar a la historia por haber dado un gran paso en la creación de cyborgs, la simbiosis entre inteligencia humana y artificial (IA). Aunque también podría quedarse en una mera nota a pie de página en la carrera de Elon Musk, un showman de las tecnologías y un emprendedor extraordinario.

Musk dio a conocer los primeros detalles de un implante electrónico para el cerebro creado por Neuralink, la empresa que fundó en 2016 para facilitar la comunicación directa entre personas y máquinas.

Sus primeras aplicaciones se centrarán en la medicina para ayudar a pacientes con serios daños cerebrales y del sistema nervioso. Musk también anunció más planes futuristas que darán a los humanos la opción de “fusionar la inteligencia artificial” con el intercambio de pensamientos, aumentando la capacidad mental de personas saludables.

Más de 100 millones de dólares

Con Neuralink, en la que Musk ha invertido más de 100 millones de dólares, el fundador de Tesla se suma al campo de la neurotecnología, en el que cientos de compañías y laboratorios académicos desarrollan distintos tipos de interfaces para fines médicos y recreativos. No obstante, la de Musk es la única empresa que alardea de la simbiosis con la IA como objetivo de negocio.

Los investigadores de Neuralink han publicado un estudio científico con detalles sobre su prototipo. Damien Coyle, profesor de neurotecnología de la Universidad del Ulster en Reino Unido, cree que “lo que están haciendo es impresionante.

Es totalmente distinto a lo que se ha hecho hasta ahora, aunque está en una fase inicial”, añade. El estudio describe los tests de la interfaz de Neuralink implantada al cerebro de las ratas. En la presentación de San Francisco también se habló de las pruebas que se han llevado a cabo con monos.

Crecerá hasta 13, mil 300 millones

La compañía espera obtener el permiso de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA) para empezar los ensayos en pacientes con daño cerebral el año que viene. La neurotecnología cubre una amplia gama de técnicas.

Calcular el tamaño del mercado es difícil, aunque, según Research & Markets, la facturación mundial el año pasado ascendió a 8.400 millones de dólares y crecerá hasta 13.300 millones en 2022.

Implantes invasivos

La mayor división está entre los implantes invasivos, como los de Neuralink que se insertan en el cerebro, y los métodos no invasivos que detectan y modulan la actividad neuronal desde fuera. Sólo los implantes invasivos ofrecen contacto directo con neuronas en el interior del cerebro y, en este caso, Neuralink supone un importante avance frente a las técnicas ya existentes.

En los primeros experimentos de la compañía se insertaron 3.000 electrodos en el cerebro de ratas y la cifra podría aumentar a 10.000. Neuralink también ha desarrollado un robot quirúrgico para insertar los electrodos en el cráneo a través de pequeños agujeros.

En la versión para humanos se intercambiarán datos neuronales entre los electrodos y un ordenador externo a través de un procesador con un transmisor inalámbrico implantado detrás de la oreja. Para Musk, los grandes números de electrodos son fundamentales para ofrecer un flujo rápido de información que vaya hasta el cerebro.

El implante cerebral más conocido utilizado en investigaciones es BrainGate, desarrollado por un consorcio de universidades de EEUU. Aunque sus dispositivos tienen muchos menos electrodos que los de Neuralink, han cosechado importantes éxitos.

EXP/SNPSMX/MEX/INNOVACIÓN

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: