CineDestacadosSin Categoria

Karl Marx, el joven raro adelantado a su época

El joven Karl Marx, el chairo cuyas ideas permanecen vigentes pese a nuestros Iphones

Solo que seas un pedazo de azulejo insensible, humedecido por el tiempo y los hongos, puedes andar por la vida sin notar la inhumana desigualdad que han provocado sistemas económicos como el capitalismo o su hijo menor, el neoliberalismo.

No puedo dejar de pensar que si Karl Marx viviera en estos días, no lo bajarían de chairo (termino actual utilizado para nombrar despectivamente a las personas con ideas de izquierda) y bueno, si lo vemos desde lejos, un joven como Marx que desde temprana edad dejó de involucrarse en oficios comunes para su época como el de obrero o comerciante, para dedicarse a escribir gacetas, fanzines, periódicos, artículos y libros, quien vivió durante mucho tiempo gracias al apoyo económico que le brindaban amigos como Friedrich Engels o incluso su misma esposa, Johanna von Westphalen, pues bueno, podría parecer la fotografía perfecta de un holgazán vividor. Pero no todo es como lo pintan.

Para finales del siglo XIX, el anarquista Mijaíl Bakunin, el filósofo alemán Hegel y el político y revolucionario francés Joseph Proudhon, ya tenían buena parte de su obra escrita y todos ellos recibieron textos dirigidos criticando sus teorías por parte del joven Marx, esto, créanme, es trabajo de tiempo completo, aunque no fuera bien remunerado.

Marx, el joven idealista

Lo que también en cierto, es que el joven Marx, tuvo una sensibilidad inaudita que le llevo a hacer un análisis profundo de la desigualdad humana provocada por los mecanismos de producción, los cuales son generalmente comandados por la clase burguesa que, en afán de expandir sus dominios y fortunas, son capaces de pasar no sólo por encima de los derechos laborales de las personas, sino incluso de su vida.

Estos mecanismos de producción encuentran volumen en el capital, mismo que va tomando el valor que otros burgueses le adjudican, ese valor cuya moneda de cambio es el dinero, al que hoy rendimos culto. Poco a poco, esta masa de dinero, valor y producción se hace más grande y más poderosa, de tal forma que es necesaria una multitud que consuma lo producido, es por eso que, en general, hay una enorme cantidad de gente en el mundo que sostiene con su trabajo y consumo de productos, el estilo de vida de cada vez menos personas que son quienes controlan la mayor parte del dinero que hay en la galaxia. Pero mejor ya le paro porque esto parece discurso de quien sabe quién.

El joven Karl Marx, una película inconclusa, como su obra

Hay una fórmula mágica en la que el capitalismo se las arregla para absorber a sus propios detractores, te tal forma que a este ideólogo prusiano no sólo lo podemos ver en portadas de libros, sino también en playeras, gorras y películas financiadas por la misma burguesía. La película biográfica de Karl Marx, retoma un fragmento de la vida de este que, aun muy joven, logra ver la profunda fractura social que existe entre clases, la cual prevalecerá mientras no se modifique o se extinga la explotación.

Dirigida por el activista y realizador haitiano Raoul Peck, coescrita por Pascal Bonitzer, Pierre Hodgson y él mismo, protagonizada por August Diehl, Stefan Konarske, Vicky Krieps y Olivier Gourmet, el joven Karl Marx es una exquisita pieza nostálgica para recordar lo que alguna vez pudimos ser, en tiempos ferozmente parecidos al siglo XIX aderezados con música del Nobel, Bob Dylan.

SNPSMX/Alex Avilés

A %d blogueros les gusta esto: