NutriciónVida

El clima frío te aumenta de peso

De acuerdo con el Centro de Nutrición de la Obesidad de Nueva York, las bajas temperaturas del invierno no sólo provocan depresión, también estresan. El estado de ánimo se ve afectado y estás más irritable, la mala noticia es que cuando te encuentras enfadado tiendes a comer más, especialmente bocadillos dulces.

Además de acuerdo con la Academia del Sueño, el frío crea modificaciones en los patrones de sueño pues genera insomnio o incita a dormir por más tiempo, lo que altera el reloj interno del cuerpo. Otra mala noticia, pues reduce los niveles de la hormona leptina y tendrás más apetito.

Lo ideal es no olvidar la rutina de ejercicios, para generar endorfinas que te hagan sentir bien. Procura comer platillos ricos en fibra y proteínas, que optimizan el sistema digestivo.

A %d blogueros les gusta esto: