fbpx
Cine

Buscando a “La muñeca tetona”

La muñeca tetona es el sugerente título que ha llevado a varios incautos a las salas de cine.

Incluso casi es seguro que muchos estarán leyendo esto llevados por esa misma curiosidad, sin embargo, este morboso titular es más bien el nombre del documental dirigido por Enrique Osorno y Alexandro Alderete, mismo que surgió gracias a una foto que se hizo viral en redes sociales en donde se puede observar a varios intelectuales, catalogados de izquierda, en una sala muy contentos con Carlos Salinas de Gortari.

La imagen por sí sola es, por decir, perturbadora, ya que está acompañada por una pequeña muñeca que efectivamente destaca por las curvas protuberantes de su cuerpo la cual es testigo mudo de muchas de las actividades y reuniones que el grupo intelectual desarrolló en esa etapa.

Esa memoria visual se hizo pública con el fin de desprestigiar a quienes salen en ella, poniéndolos como personajes de doble moral ya que por un lado caminaban con una bandera progresista, pero quienes en realidad pudieron llegar a ser cómplices de uno de los presidentes más corruptos de México.

Las extrañas pero tradicionales reuniones

Este largometraje narra también las extrañas pero tradicionales reuniones entre el Secretario de Gobernación y el Presidente con los intelectuales del país, quienes por lo general son los mismos y por lo general de ideología de izquierda, para tratar temas varios en un ambiente íntimo y familiar.

Esa extraña muñeca

Era el año 1987 cuando la foto fue tomada. Carlos Salinas aún no era Presidente, pero se perfilaba. Comenta Elena Poniatowska a cuadro: “Cuando no tenía toda esa mala fama”. En la película no se santifica a Salinas sino que más bien se habla con naturalidad de la situación, dejando en claro como el Ex Presidente buscaba el respaldo de esa ala crítica y cómo fue que incluso se ganó a algunos de ellos. Mientras tanto, la narrativa sigue indagando quién es esa muñeca misteriosa.

Los personajes entrevistados van desde Denise Dreser, Pavel Granados, Iván Restrepo, Jaime Abello Banfi hasta José Carreño Carlón, Fabrizio Mejía Madrid y el mismo Carlos Salinas de Gortari.

Poniatowska describe en un fragmento cómo Carlos Salinas intentó acercarse a ella, incluso a través de llamadas telefónicas a su casa donde al ella escuchar “Me comunica con Elena” la escritora respondía: ¿De parte de quién?  “ah, tú eres Carlos Salinas, pues yo soy la Virgen de Guadalupe”, pensándose víctima de una broma.

Una idea ganadora

 Uno de los directores, Diego Enrique Osorno, dedicado al periodismo de investigación y ahora a la creación de documentales tuvo la idea de indagar en la muñeca. Aunque todos le decían que era algo descabellado, la narrativa un tanto cómica logra muchas interrogantes y reflexiones, Enrique como cómplice y aliado de esta locura encontró a  Alexandro Alderete, que se ha desenvuelto como escritor, productor y actor.

 Este trabajo logró la atención de la academia mexicana de cinematografía, que decidió otorgarles el Ariel como mejor corto documental. En la premiación, Diego Enrique Osorno aclaró que ese día debía estar marchando con las familias de la guardería ABC y que lo ha hecho cada año, pero este 2018 ese compromiso lo tuvo al recibir un premio por mostrar de forma clara y sencilla, muchos de los males que aquejan a la sociedad mexicana.

Resulta inimaginable pensar como fue el acercamiento de los directores hacia sus entrevistados: “ Hola, andamos investigando a La muñeca tetona”.

 

SNPSMX/Alex Avilés

A %d blogueros les gusta esto: