fbpx
DestacadosSalud

Aumenta el consumo de leche saborizada en México

El consumo nacional de leche saborizada registra un crecimiento de 4.3% anual, debido a que los mexicanos muestran mayor interés por los alimentos nutritivos y saludables, coincidieron especialistas del sector lácteo.

La directora de Cuenta de Nielsen México, Isabel González, el consumo es cada vez más alto en comparación con la variedad de productos contenidos en el canasto lácteo -leche natural, evaporada, condensada, en polvo, yogurt, queso y sustitutos-, que es de 1.5%  en términos de volumen.

Dijo que si bien el litro de leche saborizada es hasta 20% más cara, los mexicanos han optado por ella porque encuentra un valor agregado, que es la disponibilidad en más puntos de distribución, incluso por practicidad.

Al participar en el Congreso del Sector Lácteo 2018, organizado por la Cámara Nacional de industriales de la Leche (Canilec), la ejecutiva refirió que el segmento de la población que más adquiere este producto es el de nivel socioecómico bajo.

Impulso a la tecnología para diversificar los sabores

Este incremento es contrario a lo que se podría pensar o percibir dentro del mercado nacional, pues la población con mayores ingresos han preferido los sustitutos de leche, apuntó.

Se estima que siete de los 10 mayores consumidores de leche saborizada del mundo son países en desarrollo y la demanda crecerá en todo el mundo, especialmente en América Latina y en ciertas partes de Asia.

A su vez, el director general de la Canilec, René Fonseca, señaló que esa oportunidad de mercado, y sobre todo de incrementar el consumo de leche en el país para llegar a lo recomendado por la FAO, ha llevado a la industria a impulsar la innovación y la tecnología para diversificar los sabores.

“El consumidor ha estado más exigente y ahora pide, en el caso de leches fluidas, nuevos formatos, texturas, sabores y hasta colores”, argumentó el empresario, quien aseguró que de ninguna manera se le resta la cantidad de propiedades naturales al lácteo.

Nuevos sabores sin aumentar la carga energética

“Con la tecnología se pueden aportar nuevos sabores sin aumentar la carga energética o modificar el perfil nutritivo”, aclaró.

Tanto González como Fonseca coincidieron en que la industria debe aprovechar esta oportunidad para llevar más variedad al consumidor y evolucionar “porque si se insiste en que sólo se debe consumidor leche blanca, te vas a quedar en el pasado”.

Para el presidente de la Canilac, Miguel Ángel García Paredes, México requiere fortalecer sus estrategias para detonar el consumo de leche y sus derivados porque éste sigue 50 litros debajo de lo recomendado por la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).

Cada mexicano consume 132 litros

Precisó que cada mexicano consume 132 litros de lácteo, lo cual incluye los productos equivalentes como leche fluida y condensada, quesos, cremas y yogurt, y abundó que lo consumido es menor a los 180 litros sugeridos por el organismo internacional.

Incluso, la ingesta de México está por debajo de países como Chile, con 145; Brasil, con 176; Costa Rica, 199; Argentina, con 210, y Uruguay, con 250 litros anuales, agregó.

NTX/CTS/EGR/ Carlos Trejo Serrano. Enviado

 

A %d blogueros les gusta esto: